domingo, 25 de junio de 2017


Por María Isabel Pardo Bernal

25 de Junio de 2017.

 


 

SOS PLANETA TIERRA

...La agonía que no cesa... Y ya me da igual quién o qué ha causado el incendio, el caso, es que cada día, por una u otra causa, vamos arrasando nuestro hábitat. El Planeta necesita urgentemente enfriar su temperatura. España es especialmente vulnerable al cambio climático, tenemos una situación privilegiada, y a la vez muy frágil. Siempre hemos tenido problemas por la escasez de agua, sobre todo en la mitad sur. Ahora, el problema es agónico. Si no nos concienciamos ¡YA! y comenzamos, ¡TODOS!, a tomar medidas y a cambiar ciertos hábitos, el desierto avanzará hasta hacer inviable la agricultura, y más tarde la vida. Estamos asistiendo atónitos a la desaparición de la primavera y del otoño, a fenómenos meteorológicos brutales, vemos como especies animales de lugares desérticos y también de climas más tropicales, se establecen con facilidad en nuestra tierra... No podemos seguir siendo espectadores pasivos. Sin agua, el sector de la agricultura, con todo lo que lleva, alimentación, etc, y el sector turístico, aunque parezca mentira, se HUNDEN. Nos quedamos sin pulmones verdes, sin nuestras admiradas y queridas costas. Los veranos con altas temperaturas son devastadores. Es muy triste pensar que muchos de los incendios que se producen se podrían evitar si la Administración pusiera los medios mínimos necesarios, y si los ciudadanos colaboráramos, y sobre todo, da mucho coraje que, por si faltaba poco, haya personas que se dediquen a provocar incendios, unos por no tener un dedo de frente, negligentes descerebrados, y otros, los pirómanos, por disfrutar de su locura. Lo que es claro es que, entre todos, estamos DESTRUYENDO EL FUTURO de nuestros hijos. No podemos permitirNOS hacer más daño a la Tierra. Estamos todavía a tiempo, a tiempo si nos ponemos a trabajar desde hoy. No esperemos que los políticos hagan mucho por nosotros, ni por el planeta. Si los ciudadanos no nos concienciamos, nos movilizamos, nos organizamos y EXIGIMOS, ellos seguirán jugando a las guerras y a las casitas, mientras el suelo se quema en sus pies. Es momento de la acción, no esperemos a que el daño sea irreversible. No esperemos, es ahora o nunca podrá ser.

miércoles, 21 de junio de 2017


Por María Isabel Pardo Bernal.

 

21 DE JUNIO, 21…

 

Hoy, hace ya… unos… cuantos años, tuve un aparatoso accidente. Fue la primera vez que tuve consciencia del regalo tan frágil que es nuestra vida. Me aferré a ese don, y supliqué más tiempo. No podía irme sabiendo que me quedaba mucha tarea que realizar. Cuando se tiene una experiencia así,  la perspectiva cambia, se abren las puertas de algún rincón de tu mente, y tu manera de ver y entender el universo se transforma radicalmente. Con el paso del tiempo, y sin saber cómo ni por qué, esas puertas se van cerrando poco a poco, y vas olvidando ese otro mundo extraordinario que apareció de forma súbita, a modo de fogonazo, sacudiéndote bien fuerte, hasta con cierto enfado,  para hacerte comprender circularmente que no son las  preguntas sin respuesta, ni las respuestas sin preguntas previas. Teatraliza el sentido y el sinsentido de mucho de lo que hacemos y experimentamos. Eres un personaje muy secundario con un pequeño papel en una obra de poca importancia.  Muchos, prefieren olvidar lo que se nos muestra con carácter accidental, yo prefiero dejarlo dormido, y una vez, al menos una vez cada año, abrir de nuevo ese portón que quedó dibujado en mi piel y en mi alma. Así, puedo recordarme que no quiero quedarme enraizada en la tierra, pero tampoco quiero despegarme todavía de ella. Mis flores buscan la luz encaramadas al tallo que crece y crece, y se introduce sin miedo por esa contrapuerta hasta el prado mágico de colores desconocidos y brillantes. Me siento bien en este estar y  no estar en parte alguna, porque es la mejor forma de no pecar en la ignorancia, de seguir siendo aprendiza de todo, y maestra de nada, para seguir  siendo yo y saber que nunca seré esclava de la nada.

Hoy es otro 21 de junio, el verano eterno, mi otro cumpleaños, el regalo de  un trastazo que me zarandeó la materia y la esencia; doy gracias. 



 

domingo, 5 de marzo de 2017


Por María Isabel Pardo Bernal.

05 de marzo de 2017.

Inferno, MI

 

 

Te das cuenta que todo son mentiras, que la soledad es la única que te acompaña en tiempos de dificultad extrema... y te preguntas si ya estás en el infierno ¿Sonríes? Podría ser peor. Las llamas están interesadas por venir a lamer tu cuerpo. Te dices que hay agua, y el agua se convierte en babas de caracol ¡Qué bueno para la piel!! Entonces la cosa se complica más, todo lo que puedes escuchar es reggaeton, la cabeza estalla y la sangre cubre los mares. A pesar de ello, pienso que todavía mis ojos ven el reflejo de tu barco, observo, y el dolor es tan grande cuando te veo, que prefiero arrancarme los ojos y cegar la sombra de tu cuerpo en otro cuerpo.  Todavía me queda sentir el latido de mi corazón, atada a su pálpito consumo los suspiros,  los llantos, las esperanzas. Me aferro a este infierno que conozco porque temo más  al que se han inventado. Y así, dejo que transcurran los días. Soy la agonía de la existencia que piensa, de los dioses que se aferraron a la razón, de la mujer de alas de colores, de la amante que rompieron, del ruego y la humillación ¡Estoy en MI infierno, ya nada más puede dañarme, no soy, no existo, pero, por todos los diablos, PIENSO!!!!!

martes, 21 de febrero de 2017

Por María Isabel Pardo Bernal
05 de febrero de 2017.
 
 
 
 
VIENTO
 
El viento me aturde,
cambia mis colores,
me obliga a escuchar
 sinfonías pasadas,
el murmullo de los pescadores.
El viento me hace temblar
de miedo, de pena,
de frío, de amores…
 
¡Ah, esa nostalgia que envuelve
como un velo
dejando ver las figuras distorsionadas
de la gente que se aleja,
y…me alejo…!
 
¡Ah, esa añoranza que martillea
las ventanas cerradas
 de mi corazón añejo.
Esa manzana que
 abre las puertas
de mi huerto
a los deseos,
 a la magia,
 a las hadas,
a tus ojos
y tu desierto!
 
  
 
 
¡Ah, esos vuelos de almas
que sueltan sus cadenas
para bailar las danzas
del amor maldito!
 
 
¡Ah el  dulce batir de  alas
de soñadores infinitos!
 
Decidme que me equivoco,
decidme que ya no soy yo,
que el cuento de un loco me atrapó,
que soy su libro apócrifo.
Decidme que me equivoco,
que me escondo en las barbas
 del rey que enroco,
en los labios de un hombre,
en el veneno de sus besos,
en la piel del indio sin rostro,
en ese cuerpo que busco,
acaricio,
adoro.
 
Viento,
solo viento
que me embauca,
me ama,
me revuelca, me destruye
me abandona,
me mata.  
Viento, solo viento,
sin hojas,
sin amantes,
sin nubes,
sin luna,
sin soles
ni dioses.
 
¡Ah, loco viento,
que vuelca las piezas del tablero,
MI loco viento
que levanta mis faldas
si abrazo al caballero!
 
¡Ah, viento que eleva rastrojos,
 viento que me abandona a los pies
 del hombre de los mil ojos!
 
 
 
 
 

miércoles, 8 de febrero de 2017


Por María Isabel Pardo Bernal.
07 de febrero de 2017.
Divagando.

Los países llamados del primer mundo expolian los recursos naturales de los países pobres, hacen negocio con ellos, los empobrecen cada vez más. Fomentan guerras, arman a grupos que luego se les van de las manos, invaden países, les dejan en la mayor de las miserias, luego cierran fronteras, no quieren que la "chusma" entre en sus ricos países en busca de una oportunidad de vida, obligados por el hambre y la guerra. Solo nos interesan cuando hay trabajo que no queremos hacer, se les paga miseria y sin derechos, entonces sí nos parecen buenos los inmigrantes también los inmigrantes ilegales. Ahora, nos dan miedo, creemos que nos roban lo "nuestro", que viene a tocarse la panza y a vivir del cuento, queremos que se queden en sus territorios y que no nos molesten, ya tenemos bastante con nuestras crisis, esas crisis económicas que parecen pensadas y creadas para humillar a una clase media que ya se levantaba demasiado... ¿Por qué parece todo un guión y que se está llevando a cabo con gran éxito? ¿Quienes se benefician de esta horrible película?
Por María Isabel Pardo Bernal.
07 de febrero de 2017.
Divagando sobre populismos.


El caldo de cultivo se está extendiendo. Los humanos no aprendemos. Situaciones y escenarios se repiten. El fanatismo y el miedo corroe toda base de libertad. No nos dejemos llevar a los extremos, no nos dejemos arrastrar por la violencia. Nadie tiene la solución mágica a nuestros problemas. Ni un solo voto a partidos violentos, extremistas, racistas, homófobos... La vieja Europa debe tener memoria y enseñar a las nuevas generaciones los errores y horrores del pasado reciente. No nos dejemos manipular más por quienes ven en la fuerza, en la represión y la falta de libertades, la solución a todo.

Por María Isabel Pardo Bernal.
06 de febrero de 2017.
Divagando sobre la izquierda cainita en España


Hay que reconocer que al PP le ha salido redondo el tema. La izquierda, como siempre, cainita y dividida. Primero, nos convencen que da igual votar socialdemocracia que derecha fascista y rancia. Teníamos razón en castigar al PSOE, pero claro, nadie castigó al PP. Izquierda Unida, más desunida que nunca y fagocitada por el nuevo partido de la ilusión, no eran de izquierdas, decían, eran de abajo, luego pasaron a ser la única alternativa de izquierdas. Pero, demasiadas corrientes en su interior auguraban futuras luchas fratricidas. Y aquí estamos, para ser breves, el PP campando a sus anchas, revolcándose de la risa, y los otros, destrozándose entre ellos y dentro de ellos. Este es el verdadero triunfo de la derecha! Nunca aprenderemos a pesar de las muchas lecciones que nos ha dado la historia...!!!