sábado, 14 de noviembre de 2015

 
 
Por María Isabel Pardo Bernal.
2015.
 
 
  
Abrazos que provocan insomnio, miradas que producen taquicardia, besos que ahogan, caricias que te suben la temperatura, una voz que desmaya, un cuerpo que te infarta, una mente que confunde, una sonrisa que provoca alucinaciones, susurros que te hacen temblar, presencia que encoge el estómago... ¡Tú no eres un hombre, eres un catálogo de contraindicaciones!!!!!!!!!!!!!!! (MIa a Ulises)

Por María Isabel Pardo Bernal.
“¡Levanta París!”

 

 
HOY ME DUELE PARÍS.

Llevo un rato sentada ante la página en blanco,  nada se me ocurre  que pueda describir lo que siento cuando veo el terror y la auténtica pesadilla que están viviendo nuestros vecinos franceses  ¿Qué se puede tener en la cabeza y en el corazón para matar de forma vil? No puedo justificar la violencia y el horror, da igual de donde venga y por la causa que venga. Está claro que aquí nadie podemos dar lecciones morales, y que a lo largo de la historia se han cometido demasiadas barbaridades, demasiadas injusticias, pero alguna vez debemos parar. Alguna vez tenemos que entender que la violencia solo genera más violencia, que en las guerras nadie gana y todos perdemos, que tenemos que aprender a respetar las diferencias y buscar lo que nos une, que la religión debe hacernos mejores personas, no dar armas para matarnos. Debemos aprender que el ojo por ojo, no sirve de nada, al igual que tampoco sirve poner la otra mejilla.  Alguna vez debemos aprender que el daño y dolor que nos infligimos no tiene sentido alguno, salvo para alimentar a cuatro bestias inmundas. Alguna vez debemos aprender, y deseo que no sea demasiado tarde, aunque me temo, que todavía nos falta mucho por evolucionar   ¿En nombre de qué o de quien se puede matar? ¿Qué dios o dioses se pueden invocar con las manos manchadas de sangre de inocentes?   ¡Ojalá la cordura regrese a la mente y al corazón de la humanidad! Hoy duele París, no puede ser de otra forma. Otro día negro en la historia de la humanidad, otro día para añadir a esa lista aterradora y macabra, esa lista que avergüenza a nuestra especie. El cuerpo me pide sentir  pena e impotencia, también rabia, pero no me voy a dejar llevar al oscuro lugar donde habitan los sentimientos negativos. Hoy,  más que en cualquier otro momento, necesitamos que aflore todo lo mejor de cada uno de nosotros, tenemos la obligación de demostrar que poseemos en nuestro interior el arma definitiva, la mejor de todas las posibles, el arma que vencerá siempre a todas las demás. Somos seres poderosos, y nuestro amor por todos y todo, superará cualquier envite, sea el que sea.    

¡Toda la fuerza para las familias de las víctimas! ¡Duele París, ánimo París, levanta París, amo a París!   

lunes, 26 de octubre de 2015


Por María Isabel Pardo Bernal
Rincón de otoño © 2015 Reservados todos los derechos.




RINCÓN DE OTOÑO

 

Ya te descuidé, mi bello paraíso,

ya se demacran tus colores vivos,

ya me buscas y no me encuentras,

ya tus brazos se visten de olvido.

Me llamas,

y el silencio se derrama

por tu cuerpo...

Se marcharon los trinos,

las risas, las canciones,

el ruido de los besos,

y el croar de las ranas.

La tierra llora mi ausencia,

y yo, cobarde,

navego buscando primaveras

en tierra de nadie,

en los ojos del amante,

en los labios amados

de mi Ulises errante...

 (25 de octubre de 2015)

lunes, 19 de octubre de 2015


AJEDREZ INSÓLITO (Mario Tallarico)
19 de octubre de 2015.
María Isabel Pardo Bernal


Hoy, por fin,  ha llegado a mis manos el libro de mi amigo, y hermano Mario Tallarico “Ajedrez insólito”. Un libro de anécdotas sorprendentes, prologado por el GM Miguel Illescas. Una joya indispensable  que os invito a conocer.   Ha sido un viaje lleno de aventuras hasta llegar a mi isla;  perdido en el océano de correos, luchando con terribles y desconocidos buzones,  miles de aventuras hasta llegar a Ítaca (es mi sino, el eterno destino de Penélope).  Hoy tendré la satisfacción de  bucear por sus páginas, de mirar a través del ojo de la cerradura, de asombrarme y maravillarme con su lectura, de descubrir, y de recordar, y sobre todo, de sentirme muy orgullosa de ti, Mario. ¡Muchas gracias por este regalo! ¡Un abrazo! © 2015

 

viernes, 25 de septiembre de 2015


Por María Isabel Pardo Bernal.
25 de septiembre de 2015.

 
EL MATRATO INVISIBLE

Estoy en contra de cualquier tipo de maltrato y en cualquiera de sus manifestaciones, pero hoy quiero hacer mención especial a ese tipo de maltrato que sufren muchos niños, y que prácticamente pasa desapercibido: el abuso psicológico por parte de los padres a los hijos. Es uno de los maltratos más frecuentes y más "invisibles", a pesar de que deja secuelas imborrables, para toda la vida. Además del insulto,  hay muchas otras formas más sibilinas de abuso, como rechazar, humillar, ridiculizar, atemorizar, amenazar, aislar al niño, no darle afecto, desatenderlo… ¡Hay tantas maneras de provocar daño!  Parece mentira que a la altura evolutiva que estamos, haya un índice tan alto de maltrato a la infancia. Está en nuestras manos luchar en contra del maltrato, somos todos responsables. No solo se hace daño con la acción, la omisión daña tanto o más. Si eres una mujer maltratada, no dejes que tus hijos también lo sean, si no quieres luchar por y para ti, lucha por lo más sagrado y valioso: tus hijos. Los pediatras, maestros, familiares cercanos, pueden visualizar y ayudar cuando este tipo de comportamiento se está produciendo. La salud física y mental de nuestros niños está en juego y por lo tanto la sociedad del futuro. No es un tema baladí, estoy hablando de una de las grandes fuentes de sufrimiento humano, algo que podemos evitar y erradicar, y que sin embargo, se perpetúa con casi total impunidad, con luces y taquígrafos.  Los niños son nuestro mejor baluarte, no les hagamos daño.

domingo, 13 de septiembre de 2015


Por María Isabel Pardo Bernal.
© 2015 Reservados todos los derechos.

 

 

EN LA DERROTA

 

                                  En la pereza del estío                                 

 me vistes de olvido.

Te cedí mi oxigeno

 y mis suspiros,

te  di mis esperanzas

y desatinos,

me entregué desde adentro,

abierta en canal,

en cerrado destino,

en cruz,

 y como dulce felino.

 

Agoté mi energía,

 cerré mis caminos.

Aullé a la manada cuando

te quedabas sin luna,

sin padre, sin amigo.

Fui amante desesperada,

la madre, el castigo,

 el hada,

pasión loca,

tortura de tu membrana.

Fui la que te suplicaba,

 la que lloraba,

la que te servía,

la mujer que por ti

mataba y moría…

 

Fui tu niña,

y tu dama,

la que besas

y halas,

la amada,

la amante,

la miza que buscas

en tu cama.

 

Te esperé

en mi ventana,

me pensaste

en tu almohada.

Te soñé

desnudo y vestido

yaciendo.

Te viví

y gocé cuando

enloquecías,

exclamabas,

y me seducías,

¡ Me disolvías

 fluyendo

 hasta el alba, niño,

hasta el alba!

 

Y ahora,

me rodeas de negro,

me envuelves

 con alas de cuervo.

En mi derrota,

 me consuelas

con el desdén,

en la nieve

 me arropas

de hielo,

en la muerte,

me despides

con el fantasma

de tu silencio.

En la derrota,

me ignoras,

en la derrota,

navegante,

me dejas

eternamente rota… 

domingo, 6 de septiembre de 2015


¡FELIZ CUMPLEAÑOS, HÉCTOR!

 Mi hijo mayor es uno de esos seres que nacen rodeados de una luz brillante y especial, un bebé que parece envuelto en un halo de estrellas, una persona tocada por la varita mágica de miles de madrinas,  una de esas personas que regala paz con su inmensa sonrisa, un chico que te hace reír hasta llorar con sus continuas ocurrencias. Es sensible e inteligente. Nunca he conocido a alguien tan  generoso, ni tan comprometido con su entorno. Su sencillez lo hace el más especial, y su bondad, único. Aquellas personas que no lo conozcáis,  diréis que una madre siempre habla maravillas de un hijo; y algunas de las que tengáis la suerte de conocerlo, pensareis que también tiene sus fallos, y será cierto, pero soy madre, una madre orgullosa y feliz de haber parido a un hijo, un buen hijo. Supongo que igual pensarán todas las madres, pero es que, ser madre, parece que implica pensar que ninguna mujer es madre al igual que tú.  Hoy estoy de celebración, tal día como hoy, hace tiempo, siendo muy joven, me convertí en mamá; permitidme sentirme la más  sublime  de las mujeres por unos segundos… ¡FELIZ CUMPLEAÑOS, HIJO MÍO!      

lunes, 24 de agosto de 2015



 
María Isabel Pardo Bernal.
23 de agosto de 2015
SERGIO GIARDELLI.
 
 
 
 

 

  Hoy no voy ser yo la que  escriba de ti,  quiero que seas tú quien nos hable,  amigo mío.  Dos de tus fotografías preferidas en el ajedrez y este fragmento de una charla que tuve contigo a principios de año,  son más significativos que miles y miles de palabras que pudiera escribir sobre tu persona.

 

“La vida es muy corta. No voy a hablar de tu vida,  mejor de la mía.  Cada vez que tuve que tener una elección entre la seguridad y el abismo, preferí el abismo con todos sus riesgos.  A veces me salió bien y a veces mal; seguramente herí a mucha gente, aunque finalmente todos me aman (argentino)

Siempre  preferí sufrir por equivocarme antes de sufrir por no intentarlo.”  (SERGIO GARDELLI)

 

Se te quiere, nada más que añadir, Sergio.

miércoles, 12 de agosto de 2015


Por María Isabel Pardo Bernal.
¡Gritando al 10!  © 2015. Reservados todos los derechos.
 
 
 
 

 

 CUANDO MUCHOS PORQUÉS CONDUCEN A UNA SOLA RESPUESTA

 

Tengo estranguladas miles de preguntas en mi núcleo;

no dejo que mi garganta se atreva a lanzarlas.

Temo la respuesta,  tu silencio me mata.

Deja que los quejidos salgan de la boca

si no quieres que ahoguen

 el corazón de tu dama blanca.

Deja que mis lamentos naveguen

hasta zozobrar en tu océano .

Toma de mí lo poco que queda,

rebaña bien la fuente de pasión y secretos,

de caricias, esperanzas y sueños.

Y, si ya no es suficiente,

arrójame al pozo del olvido,

al infierno de la indiferencia,

al barro de la desesperanza.

Desaparece antes que un sentimiento

de tu frío espíritu nazca,

 no vuelvas la cabeza,

mira adelante, y corre.

  No escuches mis súplicas,

no tengas piedad de las lágrimas,

 que no te tiente una arrastrada,

que no te detengan mis palabras. 

Inserta universos de distancia,

 y  huye, huye, huye, huye, huye

como ángel de las llamas.

Huye de la mujer, de la niña, de la gata.

¡Esfúmate de mi vida, de mi alma

 y de mi cama!

domingo, 5 de julio de 2015


Desde MI punto de vista.
María Isabel Pardo Bernal.


¡Ay Lio, qué lio!

Con sinceridad, esta noche estoy harta de leer "paridas" sobre Leo Messi, sobre todo desde que se ha pitado el final del partido  Chile - Argentina.  No me sería tan extraño que hinchas rivales lo insultaran, aunque, jamás me parecerá bien ese tipo de proceder, pero, que sus propios compatriotas le ponga a caer de un burro, no me cabe en la cabeza. Que yo sepa, un jugador, por muy bueno que sea, no gana o pierde un partido él solito; supongo que necesita la complicidad de todo su equipo, y si no me equivoco, Argentina tiene un buen equipo, varias figuras bien destacadas, además del propio Lionel. Los argentinos han quedado subcampeones, aunque esto, parece que no consuela en nada; están ávidos  de trofeos importantes desde hace tiempo ¿De verdad se puede pensar que Messi no tenía ganas de poder demostrar a los que todavía dudan,  toda su valía? ¿Se puede pensar en serio que es un paquete y que ha ido solo a pasearse por América? ¿Se le puede decir que es un cagón a un hombre que es capaz de hacernos disfrutar de un futbol estratosférico?  Comprendo que pueda haber muchos deseos de ganar, pero si les sirve de algo a los argentinos, los españoles tuvimos mucha paciencia hasta conseguir nuestro primer campeonato del mundo, es más, nos llegó cuando no dábamos ni un euro por llegar ni siquiera a cuartos; lo mismo nos pasó con los dos europeos. Pueden pensar que, claro, España es España, y que Argentina es una todopoderosa del balompié. Pues ya ven,   poner los pies en la tierra  de vez en cuando, duele, pero ayuda a superarse, y saber en qué se está fallando es muy importante para no reincidir.    En mi opinión, nada experta, tengo que confesar, aunque visto lo que opinan los miles y miles de “expertos”, me parece tan válida como las demás,  el equipo argentino, no termina de jugar como un equipo. Hay buenas individualidades, pero no terminan de trabajar como, por ejemplo, la máquina, este año, imparable, del Barça. Por otra parte, me parece que el entrenador ha tenido fallos, tácticos, estratégicos, o ambos, además de que le falta el carácter suficiente como para pegar patadas en el culo a los jugadores para que salgan al campo  con el cien por cien de motivación.  Y finalmente, me gustaría saber por qué no se le ve a Messi  jugar con un mínimo de alegría con su Selección... Dicho todo lo anterior, confieso que alenté  hasta el último momento por Argentina, pero que no por eso voy a dejar de felicitar a Chile por su triunfo, supongo que merecido... ¿no? En lo relativo a Messi, sigo pensando que es el mejor jugador del mundo en la actualidad, pese a quien pese ¿Qué le vamos a hacer?, parece que seguimos sin dejar que alguien sea profeta en su tierra, para variar.  

martes, 30 de junio de 2015


Por María Isabel Pardo Bernal

Elda 15 de junio de 2015.

HOGUERA © Reservados todos los derechos.

 

 

Tus luces  no dejan de martillearme,

no puedo desterrarlas de mi cabeza.

¡Gritan, gritan y gritan  hasta entorpecer

mis pensamientos,

hasta inutilizar mis sentimientos!

¡Bajadme del altar de los sacrificios!

Vosotros, los justos, los perfectos,

los señores de la guerra,

 los amos del dinero,

los voceros, los meapilas,

los inquisidores, los regentes,

los dueños de vísceras,

 

¡Arrancad los clavos y las espinas

y dadme la paz de los cautivos!

¡No quiero ser mártir,

no quiero ser santa,

no quiero revolcarme en el barro

de los que salivan invocando ídolos!

¡Quiero ser la mujer que araña

al guerrero bastardo,

al del puñal sin escrúpulos!

¡Quiero ser la mujer que desgarra

la piel del soldado menguado,

la del soldado sin honor,

la del soldado alumbrado.

Quiero cortar la lengua

de la infamia, de la mentira,

 descuartizar la mezquindad,

romper el núcleo de los ejecutores.

Quiero ser la mujer que se deja cauterizar

en la hoguera de tus manos,

 en la llama de tus labios.

Quiero ser la mujer que  entrega

su cuerpo en el tabernáculo, sumisa y vehemente,

quiero ser la bruja que te somete,

 la bruja que arde en tu cama y explota tu mente.

domingo, 3 de mayo de 2015


 
 
Por María Isabel Pardo Bernal.
03 de mayo de 2015 ©
MADRE
 
Hoy se celebra el día de la madre por estos lares. Todos los días debería celebrarse tal día, pero aprovecharé este día, que se ha institucionalizado y sobre todo, mercantilizado para felicitar a todas las madres del mundo, a las que lo son, a las que lo serán, a las que desean serlo, a las que no pudieron y quisieron, a las que sin quererlo pudieron, a todas las mujeres valientes que dieron su vida y su alma por el sentimiento más puro y hermoso que  nos está permitido conocer en este mundo. Mujeres que han regalado un AMOR casi perfecto, amor que nos acerca a ese punto de fe en nuestra transcendencia.  Especialmente recuerdo a mis dos abuelas, sobre todo, a mi abuelita MARÍA DE LA PAZ,  a mi abuelita ISABEL, y a  mi suegra GUILLLERMINA. Por suerte, la vida me está regalando la compañía de mi mamá, la Sra. ANTONIA, a la que adoro. No conozco a mujer más perfecta, más equilibrada y fuerte que ella. Todo mi amor, respeto y adoración para ti, MAMÁ.
Aquí dejo dos de las definiciones que más me gustan de madre, y de hijo. Ambas me emocionan, ambas me hubiera gustado escribirlas a mí, pero ellos, se me adelantaron.  He de decir que la definición primera que se atribuye a José Saramago me parece muy dudosa, puesto que El Sr. Saramago era ateo confeso. De todas formas, sea quien sea su autor, es genial. La segunda es un poema del que fue obispo de la Serena (Chile) Ilmo Sr. Don Ramón Ángel Jara. Es un poema que cada vez que leo no puedo evitar la emoción hasta las lágrimas.
“Hijo es un ser que Dios nos prestó para hacer un curso intensivo de cómo amar a alguien más que a nosotros mismos, de cómo cambiar nuestros peores defectos para darles los mejores ejemplos y, de nosotros, aprender a tener coraje.
Sí. ¡Eso es!
Ser madre o padre es el mayor acto de coraje que alguien pueda tener, porque es exponerse a todo tipo de dolor, principalmente de la incertidumbre de estar actuando correctamente y del miedo a perder algo tan amado.
¿Perder? ¿Cómo? ¿No es nuestro? Fue apenas un préstamo... EL MÁS PRECIADO Y MARAVILLOSO PRÉSTAMO ya que son nuestros sólo mientras no pueden valerse por sí mismos, luego les pertenece a la vida, al destino y a sus propias familias.
Dios bendiga siempre a nuestros hijos pues a nosotros ya nos bendijo con ellos. "
 Hay una mujer que tiene algo de Dios por la inmensidad de su amor, y mucho de ángel por la incansable solicitud de sus cuidados; una mujer que, siendo joven tiene la reflexión de una anciana, y en la vejez, trabaja con el vigor de la juventud; la mujer que si es ignorante descubre los secretos de la vida con más acierto que un sabio, y si es instruida se acomoda a la simplicidad de los niños; una mujer que siendo rica, daría con gusto su tesoro para no sufrir en su corazón la herida de la ingratitud; una mujer que siendo débil se reviste a veces con la bravura del león; una mujer que mientras vive no la sabemos estimar porque a su lado todos los dolores se olvidan, pero que después de muerta, daríamos todo lo que somos y todo lo que tenemos por mirarla de nuevo un instante, por recibir de ella un solo abrazo, por escuchar un solo acento de sus latidos. De esa mujer no me exija el nombre si no quieres que empape de lágrimas vuestro álbum, porque yo la vi pasar en mi camino. Cuando crezcan vuestros hijos, léanles esta página, y ellos, cubriendo de besos vuestra frente, os dirán que un humilde viajero, en pago del suntuoso hospedaje recibido, ha dejado aquí para vosotros y para ellos, un boceto del Retrato de su madre.”
 
¡FELIZ  DÍA, MADRES!

domingo, 26 de abril de 2015


Por María Isabel Pardo Bernal.
26 de abril de 2015.
ANIVERSARIO BOMBARDEO SOBRE GUERNICA  ©


 
Hoy se cumplen 78 años de los bombardeos fascistas sobre la población de Guernica. Pablo Picasso inmortalizó con sus pinceles la devastación y la muerte de la población civil que fue masacrada sin contemplación por la aviación alemana, acompañada de la italiana. Si el objetivo era desmoralizar, lo consiguieron. Lo que está claro es que  el puente y la fábrica de armas, objetivos teóricos de dicho ataque, quedaron totalmente a salvo de la acción sanguinaria de soldados dirigidos por hombres sin escrúpulos. España fue un bonito escenario para ensayar lo que sería después la Segunda Guerra Mundial, los españoles, los ratones de laboratorio, y las tropas franquistas las beneficiadas por la destrucción. Luego, ellos se encargarían  de volver a construir con la sangre y la mano de obra de los presos políticos la nueva España,  ¡toda una hazaña!  Intentaron manipular la historia, pero por suerte, había periodistas ingleses que pudieron dar testimonio de lo que sucedió aquel día en Guernica. Que este aniversario nos sirva para recordar,  para que no se repita.  ¡POR FAVOR, NUNCA, NUNCA MÁS! ¡NO A LA GUERRA, NO A LA VIOLENCIA EN CUALQUIERA DE SUS MANIFESTACIONES! En la evolución del hombre está escrita la palabra “PAZ” como prioridad absoluta.

miércoles, 1 de abril de 2015


Por María Isabel Pardo Bernal.
UNA ETERNIDAD. © 2015 Reservados todos los derechos.
                                               
 
                                         UNA ETERNIDAD

 
¿Por qué estás tan seguro de que te voy a esperar siempre? ¿Acaso tus cadenas podrán soportar los latidos de mis venas en las largas noches en la que tu ausencia es la única pregunta, mi única respuesta? ¿Resistirán tus lazos de mentiras las embestidas de mi piel enardecida en la madrugada fría? ¿Tendrás el arrojo necesario para liberar mis manos del sudario de tus excusas? ¿Tendrás la valentía suficiente para tapiar mi ventana, para cortar mis alas, para colocarme corazas? ¿Serás capaz de desnudar mi alba y arrojarme a los perros que ladran venganza? ¿Podrá el fuego de tus ojos contrarrestar mi desasosiego, encender mi cuerpo? ¿Lograrán tus abrazos de aire sortear océanos, dibujar mi silueta, atraparme con tu cepo envenenado? ¿Engañarás  a  los elementos para introducirte en mi realidad, en la luz que me enmaraña? ¿Vendrás a calmar mis tormentas cuando el deseo arañe  y arranque la piedad y sus herramientas?
Pesan las preguntas cuando inicio el vuelo, pesa el silencio, me pesa el tiempo que se nos pierde entre el suspiro y el beso. No permitas que se muera el amor de ausencias, niño, qué ya no aguanto la distancia que hay desde tu boca a mi pecho, que ya no soporto el vacío que aísla mi lecho.  
Y mientras la pesadilla se apodera de mis sueños, las caracolas vienen a embrujarme con el eco de tu voz. No es posible sufrir más, estoy perdida irremediablemente. No hay ataduras, ni abismos, ni muertes, ni vidas que se interpongan entre tu dulce canto de sirena y mi pasión loca. Cruel amor que emerge fácilmente desde el abandono para atormentarme un día más, un beso más, un abrazo más, un siempre más, y así, por los siglos de los siglos.

sábado, 21 de febrero de 2015


 
Por María Isabel Pardo Bernal.
Blanco y Negro © 2015 Reservados todos los derechos.

 

 BLANCO Y NEGRO

 

 Revoloteo sobre el tablero de las pasiones,

mi instinto me lleva a la batalla.

Una lucha noble donde el amor

 no permitirá celadas.

Solo se admite juego

 desenfrenado

de lunas y soles,

travesura de fuego y agua,

esparcimiento en la tormenta,

diversión en la calma.

 

Niño, la dama te busca,

 la dama te encuentra,

la dama grita, la dama calla,

la dama es negra,

 la dama siempre blanca…

 

¿Qué le ocurre al guerrero?

no cumple sus promesas,  

el caballero miente,

 el caballero engaña.

 

El deseo la busca,

 su deseo la traiciona,

su deseo la enamora,

su deseo la mata.

 

 El guerrero estalla y huye,

el guerrero la posee,

y en la marea se diluye.

El deseo se apaga,

 el deseo acaba,

el deseo duerme,

el deseo viaja.

 

Amor en dos colores,

amor en la pantalla,

 amor de papel,

amor de palabras.

Suspiros,

latidos,

quejidos,

ojitos encendidos,

sueños,

promesas,

locura,

tuya la dama negra,

tuya la blanca dama.

¡Siempre!